Manifiesto: En defensa de los derechos fundamentales en Internet

¿Te gustan las canciones de, por ejemplo, Bisbal?  ¿Hay algún cantante de esos superventas que sólo te produce repelús cuando lo oyes? Seguro que sí y seguro que ni loco te comprarías un disco de ellos. Sin embargo los estas financiando aunque no quieras ¿cómo? muy fácil tienes alguna de estas cosas en casa: un ordenador con disco duro, una conexión de banda ancha a Internet, una cámara de fotos con tarjeta de memoria, un móvil capaz de reproducir MP3, un DVD virgen, etc. Pues entonces estás pagando un canon a empresas privadas como la SGAE, que luego lo reparte (después de quedarse una buena tajada de comisión) en función de las ventas, es decir, el que más cobra es Bisbal y compañía.

Hasta ahora no me había preocupado bastante… me están cobrando por un delito (que no lo es) que no he cometido, así que ahora tendré menos reparos a bajarme cosas de Internet. Que conste que el canon no es para compensar la piratería, es para compensar el derecho que tenemos a la copia privada de cualquier obra que compremos. Pero eso debería ser incompatible con los sistemas anticopia que presentan hoy en día muchos CDs musicales o DVDs de vídeo.

El caso es que ahora nuestro querido gobierno ha querido dar un nueva vuelta de tuerca y de rondón, en una ley de economía sostenible (no se muy bien que pinta ahí) intenta abrir la puerta al cierre de las páginas que ofrecen accesos a, por ejemplo, canciones para descargar. Hay que tener en cuenta que hasta ahora todo intento judicial de cerrar estas páginas ha sido inútil, no hay nada ilegal en dar un link a un contenido. Lo más peligroso de esta ley no es que se cierren estas páginas (otras alternativas saldrán) sino que la decisión de cerrar estas páginas venga de una “autoridad competente” y no de una instancia judicial, lo que claramente abre el grifo a la censura (la patada en la puerta digital lo llaman por ahí). De ahí a que la SGAE y compañía decida cortarte el acceso a Internet por bajarte cuatro canciones sólo hay un paso. Si nos ponemos estrictos deberían cerrar Google, que yo sepa la mejor forma de encontrar música y películas en Internet.

Por eso he decidido unirme al manifiesto que corre como la pólvora por Internet y que esperemos que su amplia difusión haga reflexionar a quién tenga la potestad de legislar. Lo copio y pego a continuación:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Anuncios

7 Comments

    1. Yo no me preocuparía por los links que pones por varias razones: (1) la ley no está aprobada, y esperemos que su versión definitiva sea más razonable (2) se supone que lo que van a perseguir son páginas que se dedican única y exclusivamente a poner links, no a un blog personal, (3) se supone que antes de cerrar algo deberían indicarte que estas haciendo algo incorrecto y darte la oportunidad de subsanarlo y (4) se supone que antes deberían cerrar Youtube que tu blog.

      El problema de fondo es que quién decida los cierres no será un juez, sino una “autoridad competente”, que suena más a policia del pensamiento de la novela 1984. Además como prácticamente todo el mundo incumple la propiedad intelectual, o te has asegurado de tener los derechos de propiedad de todas las imágenes del blog (por poner un ejemplo), esta comisión puede ser todo lo arbitraria que le de la gana. Por ejemplo, pongo a parir a la SGAE en una entrada y esta, como miembro de esa comisión, decide cerrarme el blog porque hace unas páginas puse un enlace para bajarte las novelas de Asimov. En definitiva, es abrir una puerta a la censura de Internet al estilo de China o Cuba.

      “Siempre puedes reclamar al juez” dicen, pero por lo de pronto ya te han cerrado la página web. El funcionamiento debería ser al contrario, hasta que un juez no lo ordene no se puede cerrar nada (lo dice la constitución). Además sabes que contra Google o Youtube no se van a atrever a ir, pero contra una persona particular seguro que sí.

      1. Gracias Edu por eplicarmelo. Ahora ya lo tengo claro, es que leí tú post y acto seguido vi las noticias, y ahí casi daban por hecho que se aprovaría esa ley, de todos modos yo creo que no llegará a buen puerto, o eso espero.un biko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s