Diego Novo: “Entre todos lo mataron y el sólo se murió”

GlobosSiempre se comenta que el refranero español es muy rico y que hay un refrán para cada situación. Los refranes son dichos populares que encierran, a menudo con ironía, un consejo, una moraleja o una verdad.

De entre los miles de refranes que existen en nuestro idioma hoy quiero resaltar uno que quizá no sea de los más populares, es el siguiente:

Entre todos la mataron y ella sola se murió

Si desconoces su significado el Centro Virtual Cervantes te puede echar una mano en su interpretación:

En ocasiones se achaca a una sola persona o a una única causa el daño producido por muchas, un daño que ya no se puede remediar. Se emplea cuando nadie desea asumir la parte que le corresponde de responsabilidad de algún suceso infausto, en cuyo resultado han contribuido varios factores.

Creo que este refrán refleja como ninguno la situación de Diego Novo, el niño de 4 años que falleció ahogado en el Colegio Liceo La Paz de Coruña durante las clases de natación. Puede que hayas conocido la noticia ya que estos días se ha celebrado el juicio y está en todos los periódicos: La Voz de Galicia, El Ideal Gallego, La Opinión Coruña, etc. O sino leeros la publicación de Pili que resume el caso mejor que nadie.

Y digo que el refrán viene que ni pintado para este caso porque los abogados de la defensa han dicho lo siguiente en el juicio (las frases no son literales, es lo que interpreto yo de sus declaraciones):

  • Que el protocolo de seguridad de la piscina funcionaba, prueba de ello es que sólo se ha muerto un niño en 29 años. Es decir, presumen de que en 29 años no ha pasado nada… hasta que se ha ahogado un niño. Pero eso son accidentes, cosas que pasan, imponderables del destino…
  • Que si Diego se ha ahogado es por su propia culpa. Y es que es obvio, la culpa de ahogarse es de Diego, que se mete en la piscina sin flotador, sin saber nadar y procurando que nadie le vea. En todo momento los abogados han intentado “demostrar” que es Diego es que se escabulle “un minuto nada más” para al parecer tirarse a la piscina de cabeza con tendencias suicidas.
  • Que todo el mundo estaba atento a la piscina, simplemente se perdió de vista a Diego mientras se estaba ahogando pero nada más. Todo el mundo estaba vigilando, todo el mundo estaba atento, nadie ha hecho dejación de funciones, ni el socorrista que abandona la piscina para cambiar a los niños, ni la profesora que se va al servicio dejando a los niños en el agua, ni el coordinador que solo hace el horario, ni los jerifaltes de más arriba (jefe de estudios, director técnico, propietarios) que no pisan la piscina porque se les empañan las gafas. Estaban tan atentos a la piscina que no se dan cuenta que falta un niño y está en el fondo.
  • Que se puede contar a los niños sin pasar lista ni enumerarlos. Solo se pasa lista al entrar en la piscina, no al salir, pero es que se pasa una lista “indirecta” que consiste en comprobar si más o menos están todos y que lleva 29 años funcionando perfectamente. Para un fallo que ha habido en 29 años tampoco vamos a demonizar ahora esta forma de contar. De todas formas para que no haya suspicacias ahora también los cuentan al salir pasando lista, es una pesadez pero todo sea por la seguridad. A ver si da para otros 29 años.
  • Que la culpa de todo es de una vidriera que hace que la luz refleje en el agua y no se vea al niño ahogado que hay en el fondo. Ya tenemos otro culpable, el buen tiempo, aparte de Diego, que tiene la mala costumbre de esconderse en el fondo de la piscina.
  • Que los acusados ya han sufrido mucho teniendo que esperar 4 años para un juicio. Ha sido una “pena de banquillo” (según sus propias palabras) terrible, como para ahora querer meterlos en la cárcel, como si no hubieran sufrido bastante ya.
  • Que la culpa de todo es de Internet, que ha organizado un juicio paralelo para lincharlos. Vamos que hay una conjura judeo-masónica organizada por los Illuminati y destinada a lincharlos en facebook ¡que terrible! y a poner carteles rosa por la ciudad. Ahora que lo pienso, yo también estoy escribiendo en Internet sobre el caso, debo de ser un Illuminati de esos sin saberlo. El caso es que no dicen nada de que el periódico con más tirada de Galicia (sí, estoy hablando de La Voz) publique noticias con un sutil sesgo favorable al colegio, o a veces no tan sutil y a las pruebas me remito.

Como a uno de los letrados le gustaba decir, muchas de estas afirmaciones “ofenden a la inteligencia”, al final va a resultar que entre todos lo mataron, pero fue Diego el que solito se murió, sin que nadie asuma la responsabilidad de lo que ha pasado, ni nadie sepa explicar cómo un hecho como éste puede suceder en un colegio.

Actualización: Se me había olvidado uno de los argumentos estrellas de la defensa menos mal que La Voz, en su línea, nos lo recuerda (a algunos abogados habría que prohibirles ver la serie de Perry Mason o leer las novelas de John Grisham, acaban siendo “demasiado imaginativos”, por decirlo de forma suave):

  • El caso de Diego Novo es similar a la tragedia del Orzan, y allí no se ha juzgado ha nadie (es más se les está levantando un monumento). O sea, me estás comparando a un estudiante mayor de edad y bajo los efectos del alcohol que se mete de madrugada en el mar en medio de un temporal con un niño de cuatro años que se mete en la piscina durante una clase de natación en el colegio. Sólo le faltó decir que Diego iba bajo los efectos de vete tú a saber que chuches cuando se metió en la piscina. Y me comparas a tres policías que dieron su vida por intentar salvar al estudiante con el socorrista o la monitora que pierden el control de un niño que tienen a su cargo en un sitio tan peligroso para él como una piscina.

 

Anuncios

Publicado por

emosqueira

Profesor universitario e investigador en el campo de la inteligencia artificial

30 comentarios sobre “Diego Novo: “Entre todos lo mataron y el sólo se murió””

  1. Hola que hay .es indignante lo que están haciendo con esta familia .bastante han sufrido ya para que ahora tengan que escuchar esas barbaridades.felicitarte por tu resumen sobre el juicio un saludo

  2. Muy bien explicado y todo lo que has sacado en conclusion de sus comentarios,es lo mismo q hemos pensado todos.Un abogado esta para defender(lo entiendo y es como debe de ser)pero ese modo de defensa,faltando y diciendo que por lo que ve con las conclusiones del abogado de la familia de diego novo,no debemos de haber estado en el mismo juicio….buffffff cuanto hay q morderse la lengua dios mio….esta claro cual ha sido el caso,pero es mas facil para ellos decir que un niño que es SUPER obediente…que le tiene miedo al agua…etc…esta esperando a que todos se vayan de la piscina,para tirarse al agua.MUY BIENNNNNN!!HABEIS DADO EN EL CLAVO….anda…anda….buffff una verguenza.

  3. Tremendo que no sean capaces de reconocer el error tan grande que cometieron y con esta justicia que tenemos que se vayan de rositas me cabrea a mi y al que se ponga por un momento el la piel de esta familia cuanto d olor que se pudo evitar haciendo bien su trabajo si para ellos su trabajo y para nosotros nuestra vida no hay derecho JUSTICIA YA

  4. Hola, me gustaria hacer un comentario como ex-alumno del Liceo y usuario de la piscina durante mis años escolares, si es cierto y lo recuerdo bien que muchas veces nos mandaban nadar unos cuantos largos y hasta no senemos quedado sin vigilancia en la piscina o recordar a los monitores sentados en una esquina de charla. Tambien mencionar lo facil que es en cualquier momento durante los recreos o escapadas al baño acceder a las instalaciones de la piscina y a la propia piscina puesto que yo lo hacia. Y se que hubo algun problema por este acceso tan facil.

    1. Precisamente eso es lo que dijo la acusación (tanto la pública como la particular) en el juicio. Que no existían protocolos de seguridad adecuados en la piscina, y que si no había ocurrido nada antes fue simplemente por casualidad. El socorrista y la monitora tienen su parte de responsabilidad, pero eso no exime al colegio de no poner los medios necesarios para que esa desgracia no hubiera pasado

  5. Yo conozco a una niña q hace unos años en el mismo centro se “escapó” del recreo y se metió ella sola el recinto de la piscina. Aún encima le llamaron la atención a la madre porque su hija, de 3 años, desobedeció a la profesora del recreo, burló a los monitores de la piscina y se puso en peligro… A ver una niña de 3 años!!!! Podía haber sido otro trágico caso

  6. yo,he tenido a mis hijos en ese colegio y echarle la culpa a la cupula del centro,pero la profesora q conozco ,y q enseño a nadar a mis hijos ,no puede cuidar a veintitantos niños ella sola ,y menos niños pequeños,ella ya tiene su cruz ,para toda su vida.

  7. Lo único que pueden hacer después de la tragedia es pedir perdón, reconocer su grave error y así cambiar su método de seguridad para evitar más desgracias. Pero ni eso han hecho.
    Entonces que muera un niño cada 29 años ya les parece que entra dentro lo normal, siempre que no sea el suyo,¿verdad?

  8. Un 10 en todo lo que has dicho. Es increible que se achaque toda la culpa a un niño de cuatro años, un incapaz, al que tu dejas en guardia y custodia al colegio en el tiempo que esta en clase, y que recibas esa llamada tan dura. Como madre me parece horrible, tu confias en que tu hijo esta seguro, y resulta que ahora tiene la mentalidad de un adulto.

  9. En mi humilde opinión creo que a veces los accidentes ocurren, aunque nos esforcemos mucho por evitarlos. El mundo funciona así y cuando tienes a 2000 niños a tu cargo durante tantos años es muy dificil que nunca pase nada malo.

    No hay que ser transigente con estas situaciones, pero tampoco es correcto dramatizar la situación tanto como se está haciendo. Es una desgracia, lo se, los padres están destrozados, pero el hecho de destrozarles la vida a otras personas no les va a devolver la vida de su hijo por mucho que ellos crean que sí.

    1. Los accidentes ocurren, pero las negligencias también, y si esos accidentes son el resultado de negligencias entonces hay que pedir responsabilidades. No se trata de venganza ni de destrozarle la vida a alguien, sino de tratar que estos hechos no vuelvan a ocurrir. Si los responsables se van de rositas, qué garantiza que esto no vuelva a pasar.

      1. De rositas está claro que no se van a ir. Aunque en imagenes externas al centro se publicite lo contrario, es seguro que han sufrido mucho más de lo que muchos imaginan.

    2. Como k no hay dramatizar??? Tu eres madre??? K te parecería dejar a tu hijo en el colegio y k te llamarán diciendo k esta muerto??? Acaso no pedirías responsabilidades???

        1. Pedir responsabilidades es pedir que se haga justicia y que si alguien ha cometido un delito que pague por ello. Si no ¿qué garantía hay de que no lo va a volver a cometer?

        2. Pero antes de exigir que pague por ello hay que medir en qué punto debemos dejar de considerarlo un accidente para pasar a considerarlo un delito. No me coloco ni en una postura ni en otra en este caso, lo único que propongo es que antes de sentenciar, tratemos con mesura esta medición y no dejarnos llevar por la mediatización del caso.
          Hay que tener en cuenta que el delito que tratamos es (eso espero, válgame…) un descuido y no un asesinato a sangre fría. Obviamente hay culpables, pero no se puede pretender destrozar a éstos, puesto que podemos obviar que no eran conscientes de la magnitud de sus negligencias. Un castigo judicial exageradamente severo no va a asegurarnos menos accidentes en el futuro que lo que nos podría asegurar la propia conciencia que el centro tiene de la catástrofe que ha sucedido en sus instalaciones.

          Y repito, no estoy barriendo hacia ningún lado, solo quiero recordar que estos casos tan mediatizados suelen tender a debates diametrales sin posibilidad de conciliaciones intermedias, y de esta forma nadie sale ganando.

          Un saludo.

  10. Los familiares, los amigos, la gente que escribe en Internet ni juzga ni sentencia, solamente opina sobre el caso y pide que se haga justicia. Este es un país libre, a ver si ahora no podemos hablar de lo que ha ocurrido.

    La sentencia vendrá de parte de un juez (jueza en este caso) que no me cabe duda que aplicará la ley ateniéndose a la misma. Por mucho que se escriba en Internet no creo que se lo lea ni que, dado el caso, llegue en influirle en absoluto.

    Desconocer la ley no te exime de cumplirla, si conduces por la izquierda en España porque eres inglés a la ley le dará igual, estás cometiendo un delito.

    En este caso se les acusa de un delito de homicidio por imprudencia cuya pena máxima (ojo, máxima) es de cuatro años. Si tienes en cuenta que la jueza aunque los condene no tiene por qué aplicar las penas máximas y puede conceder atenuantes verás que, incluso en caso de condena, es posible que alguno de los acusados ni pise la cárcel. Si piensas que eso es destrozarle la vida a alguien piensa lo que estarán pasando esos padres que un día dejaron a su hijo en el colegio y no lo volvieron a ver más

  11. tengo una niña de cinco años y solo de pensarlo me pongo a enferma, que cada uno carge con su responsabilidad, pero siempre pagan los mas indefensos los que no tienen culpa de nada. Que cada uno se ponga en la piel de esos padres y se podra comprobar como se ven las cosas otra manera, un besazo para ellos y sintiendolo muchisimo no puedeo mirar su blog porque me paso el dia llorando. Animo.

  12. >Soy ex-alumna y aprendí a nadar en esa piscina. Desde lo de Diego, reparas en cosas que nunca antes te habías parado a pensar. Y estoy de acuerdo con los que afirman que si no pasó nada antes, no fue gracias al centro y su protocolo de seguridad, sino por simple azar. Recuerdo terminar las clases de natación, siendo niña, salíamos al vestuario, en donde nos cambiábamos solos, jugábamos en las duchas, por donde había que pasar obligatoriamente para entrar o salir de la piscina, y si nos diera la gana o a alguno se le ocurriese volver a entrar y volver a meterse en la piscina, nadie se hubiese enterado. Sí recuerdo el recuento sentados en los bancos que rodean la piscina antes de entrar, pero ninguno al salir, así que si faltase algún niño, nadie lo sabría hasta llegar a la clase siguiente, donde el profesor correspondiente volvía a pasar lista. Así que, si como Diego, algún otro niño pide permiso para ir al baño, y no vuelve… no lo echarían en falta hasta mucho tiempo después, o quizá sí… quien sabe (ahí es donde entra el azar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s