El valor de una promesa electoral ¿ha cumplido Losada su programa?

Comencemos con un viejo chiste de Farruco:

En época electoral llega un político a un pueblo y declara todo ufano: “si salgo elegido conseguiré que en vuestro pueblo construyan un puente para el río”, a lo que uno de los lugareños le responde “Si en este pueblo no hay río”. El político, sin despeinarse un pelo contesta “pues si salgo elegido conseguiré que en vuestro pueblo construyan un río”

El chiste resume la esencia de una promesa política: prometer cualquier cosa en tiempo electoral (hasta la más peregrina) y tratar a la audiencia a la que va dirigida la promesa como borregos.

Las promesas electorales

En campaña electoral pasa una cosa muy curiosa, tu ciudad se llena de pasquines, carteles, vallas publicitarias, cartas en los buzones, etc. en donde los partidos políticos intentan conseguir la visibilidad que les asegure el voto de aquellos que no son fieles afiliados a sus siglas. Cada minuto del telediario, cada centímetro de un espacio publicitario que tengas de más sobre el contrario puede ser la diferencia entre gobernar o no. Así que quieras o no te van a bombardear con publicidad política sin descanso y quieras o no te vas a enterar de sus propuestas políticas.

El caso es que ganadas las elecciones y una vez conseguido el objetivo de gobernar, los políticos empiezan a darse cuenta de todo lo que han soltado por esa boquita en campaña electoral y se les empieza a hacer un nudo en la garganta. ¿Y ahora que hacemos? se preguntarán… pues deshacernos de la huella del delito, es decir, hacer desaparecer todo resto de propaganda electoral que haya por ahí. Si antes no la podías esquivar ni aunque quisieras, pasadas las elecciones no queda ni rastro de los folletos electorales ni da las promesas dadas.

Pero en tiempos como los actuales, resulta un poco difícil deshacer lo hecho o lo dicho y siempre habrá alguien dispuesto a rebuscar en las múltiples fuentes de información para sacarte los colores. Ejemplos paradigmáticos los tenemos en ambos partidos: En noviembre de 2003 en el Palau Sant Jordi de Barcelona Zapatero afirmó sin rubor aquello de “apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento de Cataluña”, seguramente porque cuando lo dijo no pensaba que finalmente ganaría las elecciones. Luego cuando le presentaron la patata caliente del Estatut, las pasó canutas para desdecirse y tratar de arreglar el berenjenal en el que se había metido.

Por otro lado en las autonómicas de 2009 en Galicia Feijoo prometió explicitamente que el idioma de las asignaturas troncales en la educación sería elegido por los padres. Muy felices se las veían algunos cuando ganó las elecciones por mayoría absoluta para descubrir poco tiempo después que esa “capacidad de elección” se reducía a poco más o menos la “capacidad de elección´” que había en tiempos de Franco, donde líbremente podíamos poner un “1”, una “X” o un “2” en las quinielas.

El programa de Losada en las municipales de 2007

Como lo que se nos viene encima son una municipales centrémonos en el ámbito local, más concretamente a Coruña y a su alcalde Javier Losada. No hace mucho la concejala Carmen Marón afirmaba sin rubor que la corporación local había cumplido con el 130% o 140% del programa para ese mandato (y luego se fue para su casa más chula que el mecánico del coche fantástico). Si lo lees con calma matizan que han cumplido el 95% de lo prometido, pero que han hecho un porrón de cosas más. Y es que esa es la cifra mágica el “noventa y tantos por cien” de turno que siempre citan a la hora de cumplir el programa pero… ¿dónde está el programa? Si tan satisfechos están de lo que han hecho porque no muestran un documento con todos los puntos del programa y cuáles han realizado y cuáles no. Pues va a ser que no, la última copia del programa de hace 4 años la quemaron el día después de las elecciones.

Menos mal que siempre hay alguien como yo que le da por tener el panfleto guardado en el cajón durante cuatro años para sacarlo ahora y hacer resumen. Pinchando en la imagen o en el enlace os podréis bajar un PDF con el programa electoral de Losada del año 2007 (ojo que es un pelín pesado, 18 Mb).

Entre las joyas de las promesas que podemos encontrar en el documento y de las que luego nunca más se supo están las siguientes, por citar solo algunas:

  • Proyecto de un nuevo puente sobre la ría de O Burgo  (pag. 3, punto 6)
  • Desarrollo y ejecución del Parque Ofimático (pag. 6, punto 15)
  • Puesta en marcha del proyecto de metro ligero (pag. 8, punto 6)
  • Impulso al festival Noroeste Pop-Rock (pag. 18, punto16)
  • Construcción de un gran centro multiusos deportivo-cultural en Los Rosales-San Pedro de Visma (pag. 23, punto 6)
  • Instalación del gran Archivo de la Ciudad de el Edificio Histórico de la Fábrica de Tabacos (pag. 23, punto 8 )
  • Construcción de Piscina y Polideportivo en Castrillón (pag. 26, punto 28)
  • Implantar el uso del wifi en las dependencias municipales y en distintos barrios de la ciudad (pag. 35, punto 18)

También hay cosas cumplidas: la renovación de aceras, el avance de Alvedro, la “casi” tercera ronda, pero dudo mucho que lleguen al 95% que citan (si alguien tiene el tiempo y la paciencia para comprobarlo que me diga el resultado). Ahora bien, que no me diga que las promesas electorales cumplidas son esas de carácter genérico que se cumplen casi sin hacer nada como “Facilitar la colaboración voluntaria de personas en la realización de actividades de interés para la ciudad” (pag. 28, punto 12)

Esas promesas de última hora…

De todas formas la estrella de las campañas electorales no son los folletos con los programas electorales. Estos queremos creer que han sido mínimamente pensados y, aunque en general son un compendio de política-ficción, también recogen promesas realistas.

La estrella de las campañas electorales son esas promesas de última hora que sueltan los políticos intentando arrimar el ascua a su sardina en el último minuto y aquí es cuando el despropósito sale a relucir con todo su fulgor. Total, no están recogidas en ningún documento escrito y luego siempre podemos decir que la prensa que recoja la noticia malinterpretó mis palabras.

Para recoger esas promesas en las últimas elecciones municipales surgió en la red un movimiento denominado Lo Prometido es Deuda que desarrolló una página wiki en la que, colaborativamente, todos los usuarios iban recogiendo las promesas electorales de los candidatos. Si nos acercamos a la página de Coruña podemos ver las promesas de nuestro actual alcalde en donde promete sin rubor WiFi en toda la ciudad, un instituto y una piscina en Los Rosales, etc. (lástima que muchos de los enlaces son del Ideal Gallego, periódico al cual el concepto de permalink está visto que le viene grande).

Para concluir

Llegan las elecciones, llegan otra vez las promesas electorales (muchas de ellas recicladas de años atrás) y llega el momento de decidir si volvemos a comulgar con ruedas de molino o exigimos de una vez que dejen de tratarnos como borregos.

Anuncios

6 Comments

  1. Pues a mi me parece clarísimo que Losada no ha cumplido sus promesas, y el caso de barrio de Los Rosales es sangrante… Cuanto hace que nos prometieron las instalaciones deportivas que ahora ha afirmado sin rubor que no está dispuesto a realizar.

    losada tendrá mi voto cuando cumpla lo prometido con Los Rosales, mientras tanto votaré a lo que más le duela, esto es, el PP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s